TeChron GA

Ingenieros de la MIT crean un chip que imita el funcionamiento del cerebro humano

Ingenieros de la MIT crean un chip que imita el funcionamiento del cerebro humano

Los miembros de la investigación han conseguido desarrollar un chip neuromórfico con un sistema de transistores capaz de realizar una sinapsis, copiando así el funcionamiento de un cerebro real.

El cerebro humano es comparado, tecnológicamente hablando, como el disco duro de todo ser humano. Es el órgano más completo de nuestro cuerpo, llegando a tener más de 100.000 millones de neuronas.

Gracias a la tecnología, el ser humano es capaz de crear un cerebro portátil utilizando un conglomerado de microchips. Nos referimos al caso de un equipo de ingenieros del MIT, que ha sido capaz de crear un chip que emula el funcionamiento de las neuronas del cerebro humano.

Para ello, utilizaron unos transistores clásicos, denominados memristores, que permiten crear una sinapsis, la comunicación entre neuronas, de manera artificial. Estos chips son creados mediante una aleación de cobre, plata y silicio.

Capaz de recordar imágenes

Se han llevado a cabo muchos proyectos que pueden ser similares, pero este chip ha sido el único capaz de recordar imágenes, es decir, recuperar los datos almacenados en el chip durante un periodo de tiempo.

Este dispositivo ha conseguido reunir miles de sinapsis cerebrales en un componente que no alcanza ni un centímetro de longitud.

Los memristores permiten crear diversos estados dejando de lado la lectura binaria, permitiendo así el proceso de sinapsis. De esta forma, este cerebro portátil o chip neuromórfico puede recordar datos como imágenes de forma local, es decir, sin utilizar la conexión con ordenadores.

Cerebro portátil

Válido en cualquier dispositivo

Jeehwan Kim, profesor de Ingeniería Mecánica del MIT, explicó que «las sinapsis ya existen en las plataformas de software, pero, en este caso, se ha desarrollado una red neuronal para sistemas de Inteligencia Artificial disponibles en cualquier dispositivo portátil».

Por ejemplo, el chip puede resultar válido para un smartphone, e incluso en un vehículo para identificar su entorno sin necesidad de conexión a Internet. «Los memristores pueden realizar estas tareas de forma eficiente, sin necesidad de estar online», explicó Kim.

Este cerebro portátil puede aportar muchas funciones de aprendizaje automático que podría realizarse de forma inmediata.

«Queremos desarrollar la tecnología de sinapsis artificial en muchas tareas de reconocimiento de imágenes. En un futuro contaremos con cerebros artificiales que puedan realizar estas tareas sin necesidad de un superordenador o la denominada nube.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *