TeChron GA

El papel de los videojuegos a la hora de crear iniciativas

El papel de los videojuegos a la hora de crear iniciativas

Los videojuegos siempre van asociados al ámbito lúdico, pero muy pocos saben que algunos videojuegos han servido de ayuda para la investigación de enfermedades u otros proyectos. Nadie imaginaba la relación de estos conceptos hasta ahora.

Todos sabemos que los ordenadores se han convertido en una herramienta muy importante para procesar datos y resolver problemas. Y a raíz de estos surgen las videoconsolas y con ellas nace una industria que ha crecido exponencialmente en las últimas décadas.

Adrien Trouille, científico en Streamlit, llegó a decir recientemente que si los jugadores «además de pasar pantallas, contribuyeran con su capacidad intelectual a la comunidad científica, se lograrían grandes avances». Y tiene razón, por ese motivo han surgido videojuegos que forman parte de iniciativas.

Un videojuego contra la lucha del coronavirus

En estos tiempos turbulentos donde poco a poco estamos volviendo a la normalidad dentro de los parámetros posibles los videojuegos también han aportado su granito de arena para combatir este virus que ha causado grandes estragos en la población mundial.

En este caso, existen dos videojuegos que forman parte de iniciativas tiene el objetivo de conseguir una cura del COVID-19, nos referimos a Foldit y EteRNA.

Foldit, es una especie de juego de rompecabezas en tres dimensiones que se puede jugar online con otros jugadores. Es gratuito y está disponible en Linux, MAC y Windows. ¿Qué tiene de particular este título? La respuesta está que su mecánica se basa en la construcción del ADN y dependiendo de la estructura que creamos podemos crear enfermedades o ayudas para combatirlas.

Detrás de Foldit está la Universidad de Washington que lanzó este juego en 2008 y, tres años después, los jugadores consiguieron descifrar la proteína del virus Mason-Pfizer, un virus que es similar al VIH, y abrió nuevas vías para la investigación del SIDA.

Desde el mes de marzo, hay disponible un nuevo puzle para buscar una solución al nuevo coronavirus y se han registrado más de 50.000 nuevos jugadores con el propósito de contribuir en este reto.

Por otra parte, en 2011 surge el videojuego EteRNA. En este caso, el juego consiste en crear moléculas de ARN.

El ARN tiene la finalidad de formar el código genético de los virus. También puede servir de ayuda en la investigación del COVID-19 y por los tanto han lanzado EteRNA – Corona Puzzle con la finalidad de encontrar estrategias y conseguir un antiviral.

Los videojuegos se unen en el descubrimiento de exoplanetas

Los videojuegos que forman parte de iniciativas no solo se centran en la lucha contra enfermedades, también forman parte de la investigación de exoplanetas.

Un ejemplo de ello es EVE Online, un videojuego multijugador masivo en línea ambientado en la ciencia ficción. Los jugadores tienen la oportunidad de conocer exoplanetas reales de forma digital y contribuyen de forma directa a la ciencia como sucede en los casos anteriores.

En esta ocasión, el proyecto fue impulsado por el startup Massively Multiplayer Online Science y las Universidades de Ginebra y Reikiavik.

Nadie pensaría que los videojuegos se pueden convertir en algo tan esencial como estos casos ¿Preparado para aportar en la ciencia? Coge los mandos de tu consola y a por ello.

" class="prev-article">Previous article

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *